Asociación de Técnicos, Auxiliares y Ayudantes


de Farmacia de Almería

 

UN  BREVE REPASO A NUESTRA HISTORIA

   

Por Manuel Gómez socio Nº 17

Me piden los compañeros de la junta directiva que haga un breve repaso de la historia de la asociación desde que se fundó, (esto me pasa por ser el más viejo) y  lo que voy a relatar es desde mi punto de vista, como la he vivido yo desde el principio, se empezó a edificar los cimientos,  los primeros estatutos. Pasé a ser el niño de los recados para llevar a un amigo sindicalista la constitución de los mismos y todos los papeleos necesarios que se iban fraguando día a día para la formación de dichos estatutos.
La primera dirección social que tuvo nuestra asociación fue el domicilio de Jerónimo, aunque al poco tiempo se estableció en la Plaza de Pavía y después de varios meses se traslado a la calle la palma donde permanecería algunos años hasta que compramos el local donde está ubicada en la actualidad.
          Desde el principio, el cometido de la asociación ha sido intentar la unión de todos los compañeros de farmacia, tratar el tema de los convenios, conseguir cursos de formación continua, actividades al aire libre, excursiones, bolsa de trabajo, charlas formativas con los laboratorios, reuniones con las distintas asociaciones de otras provincias, tanto a nivel regional como nacional, intercambiar con estas opiniones, experiencias, formar parte de la coordinadora Estatal de asociaciones de toda España. Etc.
           Fueron meses de mucho trabajo después del nuestro. Yo no viajaba pero sí lo hacían los que tenían  cargos como el presidente, secretario, tesorero, vocales y demás, tanto a nivel de Andalucía, casi siempre Sevilla,  Málaga, o a Madrid antes con confederación, después coordinadora y ahora U.T.F.
           Las primeras reuniones las hacíamos en un salón que nos prestaban en sindicatos y después pasamos a reunirnos para celebrar nuestras asambleas en el salón de actos del Colegio oficial de farmacéuticos. Recuerdo, nos decían, que nos íbamos a meter en un lío, que no era legal y que el día menos pensado nos meterían en la cárcel, nos confundían con un sindicato, menos mal que no pasó nada de eso.
           Los mejores recuerdos que guardo, son de las reuniones anterior a las asambleas o alguna conferencia de los laboratorios a las que acudíamos casi todos los socios en activo que habíamos. Poco a poco y después de varias reuniones ya nos conocíamos todos y poco a poco fue creciendo la asociación. Se fueron incorporando también los compañeros de la provincia.

 

            Antes, los  delegados de los laboratorios se ponían en contacto con los auxiliares de algunas farmacias, las que más les pedían y daban una charla en algún restaurante para promocionar algún producto nuevo o alimentos infantiles y solo se beneficiaban de esas charlas unas pocas farmacias y empleados.
            Desde que esta asociación funciona como tal, procuramos que cuando hay una conferencia o curso de aprendizaje, llegue a todos los compañeros por igual. Que todos puedan optar a adquirir los mismos conocimientos. Al menos la información que nos llega, se la pasamos a todos los socios por igual. En nuestra profesión tenemos que estar preparados constantemente, siempre hay cosas nuevas, surgen nuevos productos, nuevas tecnologías y hay que ir renovándose  para someterse a las nuevas técnicas.
            En el año 85 tuvimos nuestro primer curso para conseguir el título de auxiliar de farmacia que se hizo en el C.O.F y asistíamos como siempre, después de nuestro trabajo durante varias semanas. Los profesores eran farmacéuticos que nos daban las clases de farmacia, química, ortopedia, formulación, etc  hubo un examen  final como en todos los cursos. Apenas se nos reconoció  el diploma conseguido en este curso.
           Años después, a finales de los 90 volvimos a repetirlo, esta vez en nuestra asociación, por nuestros medios y con profesores contratados por la Asociación, como siempre, después de nuestro trabajo. Asistíamos a nuestra sede nos impartían la clase y después de la misma preparábamos las materias para el día siguiente. Lunes, miércoles y viernes, temas de farmacia, martes y jueves: enseñanza general. Y así durante varios meses. El examen final fue en el instituto albaida y muy pocos lo superamos. Pero ya sí es oficial, el título de técnico auxiliar de farmacia de fp1. lo repetimos durante 3 años, hasta que educación decide suprimir las pruebas libres.
          Este año volvemos a repetir experiencia y a través de una academia local intentaremos que los compañeros que no tienen aún el título de técnico auxiliar de farmacia lo consigan, es nuestro empeño.

Desde que pertenezco a esta Asociación recuerdo con orgullo que siempre hemos estado abiertos al dialogo con las demás asociaciones, tanto de delegados como las distintas asociaciones que algo tienen que ver con nuestra rama. Uno de mis mejores recuerdos es de cuando nos reunimos con Jose Luis Mañas presidente de la AEMA (asociacion de esclerosis múltiple de Almería) por mediación de nuestro compañero Juan M. Martinez en la que nos pedían colaborar con ellos para recaudar fondos para su asociacion, le preguntamos que cómo podiamos colaborar con ellos y nada más fácil: ¡con un partido de fútbol!. nos pusimos en marcha, lo hablamos con la Hermandad Farmacéutica y con la Asociacion de Visitadores Médicos y concertamos un partido que se disputó en noviembre de 2004. Casi todas las farmacias de Almería participaron vendiendo las entradas para el encuentro donde nos enfrentamos a los visitadores médicos. Fue muy emotivo, los auxiliares salimos al campo con una camiseta en la que puestos en orden uno tras otro se podía leer:

ENTRE TODOS MARCAMOS UN GOL A LA ESCLEROSIS MULTIPLE. Y la mejor frase fue la que dijo Jose Luis Mañas al final del partido:"HOY NO HA HABIDO PERDEDORES, TODOS HEMOS GANADO. GRACIAS. y nos dimos un abrazo.
          Poco a poco hemos ido mejorando nuestra asociación, aunque imagino que tenemos fallos, como  todo el mundo, intentamos no cometerlos,  pero somos personas y en nuestro favor diré que nos dedicamos a la asociación después de salir de nuestro trabajo y en vez de irnos a nuestras casas y disfrutar de nuestras familias como hacen todos, nos vamos a echar dos o tres horas o algo mas, según la fecha,  varias veces en semana durante todo el año, saliendo de viaje los festivos para reunirnos con las distintas asociaciones o coordinadora, para dialogar los convenios y las mejoras en nuestra profesión. Preparar la lotería que junto con las cuotas del socio son la única  fuente de ingreso de nuestra asociación. Preparar las distintas conferencias que se dan en nuestro salón de actos gracias a la colaboración con los laboratorios.
          Personalmente, mi agradecimiento a todos los anteriores miembros de las distintas juntas directivas que han estado, desde la primera a la última, por su gran labor y buen hacer. Espero y deseo que este sueño que empezó con unos pocos hace mas de treinta años, siga por lo menos otros treinta más. Y que todos los compañeros que forman la profesión pasen a ser socios.

Agradeciendo tu tiempo Un Saludo. Manuel Gómez